Translate

LA CASA ROVIRALTA

La Casa Roviralta es una construcción modernista que podemos ver en el nº 31 de la Avenida del Tibidabo de Barcelona. Popularmente es conocida con el nombre de "Frare Blanc" (fraile blanco). Originalmente era una masía donde se habían establecido una comunidad de frailes dominicos, de ahí le viene el nombre de "Frare Blanc". Fue en el año 1903 cuando el arquitecto Joan Rubió i Bellver, responsable también de la construcción de la Casa Golferichs, se hizo cargo de su reforma. Diez años duraron las obras; se conservó la estructura de la masía original pero se cambió totalmente el exterior. Siguiendo el gusto modernista de la época, se cambiaron puertas y ventanas y se añadieron una tribuna, una galería, las buhardillas y una capilla. Acabada su construcción, recibió el premio al mejor edificio artístico que concedía anualmente el Ayuntamiento de Barcelona. Actualmente el edificio está ocupado por un restaurante, El Asador de Aranda.









EL PONT DEL CARRER DEL BISBE... NO ES LO QUE PARECE

El Pont del carrer del Bisbe, en el Barri Gótic de Barcelona, es un puente-galería que une el Palau de la Generalitat con el Palau dels Canonges. Es un elemento muy popular en la ciudad y es habitual ver muchos turistas fotografiando el puente creyendo que es una construcción medieval. Pero de medieval tiene poca cosa; en realidad data de 1928 y se construyó con motivo de la Exposición Universal que se celebró en Barcelona en 1929. Es de estilo neogótico y obra del arquitecto modernista Joan Rubió i Bellver, responsable también de la construcción de la Casa Golferichs y de la Casa Roviralta.




                 


A pesar de la relativa modernidad del puente, ya cuenta con alguna que otra leyenda urbana en su haber. Una de ellas hace referencia a la macabra calavera atravesada por un puñal que se encuentra en el techo del porche del puente. Pasa desapercibida sobre todo si no conoces su existencia. Dice la leyenda que si alguien retira el puñal de la calavera los cimientos de Barcelona temblarán y la ciudad entera quedará destruida. También cuentan que trae buena suerte cruzar el puente de espaldas y mirando a la calavera. En cualquier caso y leyendas aparte, un paseo por el Barri gótic es absolutamente imprescindible cuando visitas la ciudad.




EL CHULO DE BADALONA

Anís del Mono, la historia de esta marca mítica está llena de anécdotas y curiosidades. Fue fundada en Badalona (Barcelona) en el año 1870 por Vicente Bosch. La fábrica es una joya del modernismo catalán perfectamente conservada y forma parte del patrimonio cultural de la ciudad. El nombre de "El mono" se debe a que. en cierta ocasión, Vicente Bosch recibió como regalo un mono proveniente de África, al final el macaco acabo dándole nombre a la marca. Popularmente es conocida como "El chulo de Badalona".
La botella está inspirada en un frasco de perfume que el mismo Vicente Bosch vió en París mientras paseaba buscando un regalo para su esposa, es tan popular que se ha convertido en instrumento musical. ¿Quién no ha rascado la botella en alguna ocasión? Incluso existe una aplicación para el móvil (monomusic) que te permite rascar la botella de manera virtual.




Pero lo mas interesante es la etiqueta. Diseñada por Ramón Casas, afamado pintor de la época modernista, todavía conserva, ex profeso, un error ortográfico en la parte superior, "destillación". La cara del mono está inspirada en el mismísimo Charles Darwin, haciéndose eco del debate existente en la época sobre la teoría de la evolución. También podemos observar un pergamino que está sujetando el mono donde dice: "Es el mejor, la ciencia lo dice y yo no miento". Esta frase es un homenaje a Darwin si bien hay quien piensa que se trata de una burla hacia esa persona. Cabe recordar también que Anís del Mono fue el primer rótulo luminoso que se colocó en la Puerta del Sol de Madrid y que ha tenido diversas apariciones en películas tales como No habrá paz para los malvados.





LA CASA GOLFERICHS

La casa Golferichs es un edificio modernista que podemos ver en la Gran Vía de Barcelona esquina con la calle Viladomat , en el barrio de l'Eixample. Es obra del arquitecto Joan Rubió i Bellver y fue construida en el año 1901. ese mismo año ganó el premio que concedía el Ajuntament de Barcelona al mejor edificio terminado del año. Construida con ladrillo visto y cerámica, tiene un cierto aire neogótico. Conocido popularmente como "El Xalet" ha tenido diversos usos a lo largo de los años, en la década de los 70 la constructora Nuñez y Navarro adquirió el inmueble con intención de derribarlo y construir pisos, la presión popular y la intervención de l'Ajuntament impidieron tal maniobra y en el año 1980 se recuperó la propiedad del edificio para el disfrute de la ciudadanía. Hoy día es un centro cívico y cultural, uno de los mas activos de la ciudad.




EL TRAMVIA BLAU DEL TIBIDABO

El Tramvía Blau del Tibidabo es un tranvía que recorre toda la Avenida Tibidabo de Barcelona hasta la estación del funicular, en la plaza Dr. Andreu. Entró en funcionamiento en el año 1901 al mismo tiempo que el funicular, fue promovido por el Dr. Andreu (el de las pastillas). Tiene un recorrido de algo más de 1 kilómetro y su trayecto se realiza a lo largo de una avenida llena de construcciones modernistas. Se conserva tal cual de origen, incluso el cambio de catenaria se hace de forma manual. Tenía y tiene un uso meramente turístico.










LOS SEMAFOROS DE LA CALLE COMTE D'URGELL

En la calle Comte d'Urgell de Barcelona, en la confluencia con las calles Londres y Buenos Aires, resisten el paso del tiempo los dos semáforos más antiguos de Barcelona. Forman parte del paisaje urbano de la ciudad y de la memoria de sus habitantes. Están situados en mitad de los cruces y funcionan perfectamente. No hay consenso a la hora de poner fecha a los semáforos, unos dicen que datan de 1957 pero los más dicen que son de finales de los años 40. De un tiempo a esta parte, algún colectivo y ciudadanos particulares han pedido su retirada, sin éxito, por considerarlos peligrosos. A finales de 2013 fueron sometidos a una restauración.




LA CASA BATLLÓ Y LA LEYENDA DE SANT JORDI

La Casa Batlló está situada en el Passeig de Grácia de Barcelona, en la llamada "manzana de la discordia". Construida en 1906, es obra de Antoni Gaudí y se trata de una de las construcciones más importantes del arquitecto catalán y del modernismo. Como en casi todas las obras de Gaudí, su diseño es una alegoría, en este caso a la leyenda de Sant Jordi.



La espléndida cubierta, con escamas cerámicas, representa la piel del dragón con una espada clavada en lo alto con la empuñadura en forma de la clásica cruz guadiniana de cuatro brazos.


Los originales balcones de hierro forjado y en forma de calavera representan las víctimas del dragón, si bien hay quien sostiene que estos balcones emulan a unas máscaras venecianas.


Por último, la tribuna del piso principal, simboliza las fauces del dragón. Aquí también hay quien dice que son huesos lo que representan las columnas de la tribuna.


Esta joya del modernismo catalán es de gestión privada y la tarifa para visitarlo es abusiva, 21.50 euros, ahí es nada. En cualquier caso, si viajas a Barcelona, la visita es absolutamente imprescindible.

EL BÚHO DE LA DIAGONAL DE BARCELONA

Este famoso búho podemos encontrarlo en el cruce de la Diagonal con el Passeig de Sant Joan. Forma parte del paisaje urbano de Barcelona desde 1970, cuando se instaló como reclamo publicitario de la empresa Rótulos Roura. En el año 2004 fueron desmontados todos los rótulos obsoletos en aplicación de la ordenanza de usos del paisaje urbano. El búho en cuestión fue indultado por ser un elemento totalmente integrado en el paisaje urbano de la ciudad. En el año 2011 fue restaurado.












EL PALACIO EPISCOPAL DE ASTORGA

El Palacio Episcopal de Astorga es obra de Antoni Gaudí, es una de las escasas construcciones que proyectó fuera de Catalunya. Es de estilo neogótico y lo encontramos en Astorga, en la comarca de la Maragatería, León. Gaudí recibió el encargo de construirlo del obispo Grau, amigo personal del arquitecto, ambos eran de Reus

En el momento que recibió el encargo, Gaudí tenía en marcha diversos proyectos, la Sagrada Familia y el Palau Güell entre otros; por ese motivo no podía desplazarse hasta Astorga para acometer el encargo. Para no retrasar el proyecto, pidió al obispo que le mandara fotografías, dibujos y toda la información disponible del entorno a fin de poder empezar a diseñar el palacio. El obispo se sintió satisfecho con la el proyecto que le envió el arquitecto y lo aprobó en 1889. Las obras comenzaron inmediatamente. 

Gaudí, consciente de que no siempre podría estar a pie de obra, quiso emplear a maestros y obreros catalanes que ya habían trabajado bajo sus órdenes, a fin de que durante sus ausencias la obra continuase según sus directrices.



LA CANA CATALANA

La Cana Catalana era una unidad de longitud que se utilizaba en Catalunya antes de la implantación del sistema métrico decimal. En Barcelona equivalía a 1'555 metros, si bien en otros lugares podía variar la medida. En la foto se puede ver el patrón de la Cana que usaban los mercaderes cuando había alguna controversia con el cliente. Está situada en la calle del Bisbe en el Barri Gótic de Barcelona, esculpida en una esquina de la iglesia de Santa Llúcia. Si no sabes que existe pasa totalmente desapercibida.



LAS OCAS DEL CLAUSTRO DE LA CATEDRAL DE BARCELONA

En el claustro de la Catedral de Santa Eulália de Barcelona, lo primero que llama la atención de los visitantes son las ocas que ocupan su parte central. Cuenta la tradición que en el siglo III,  la primera mártir barcelonesa y patrona de la ciudad, Santa Eulália, fue a recriminar al gobernador de Barcino, Daciano, las persecuciones a las que eran sometidos los cristianos en aquella época. El gobernador hizo caso omiso y ante la negativa de Santa Eulália a renunciar al cristianismo, la condenó a trece torturas, tantas como años tenía. Trece ocas graznaron entonces anunciando el inicio del martirio. En conmemoración de este episodio trece ocas ocupan y vigilan el claustro de la Catedral de Barcelona.





LA RANA DE LA UNIVERSIDAD DE SALAMANCA

En la extraordinaria fachada de estilo plateresco de la Universidad de Salamanca, entre las numerosas tallas, podemos encontrar una que se ha convertido en símbolo de la ciudad. Se trata de la representación de una rana encima de una calavera. La leyenda popular dice que trae suerte y buenaventura a quién la encuentre, de manera que es habitual encontrar grupos de gente delante de la universidad buscando la susodicha rana. Éxito en los exámenes, encontrar tu media naranja, el retorno a Salamanca... son algunos de los deseos que dice la leyenda que se cumplen si encuentras el batracio. Miguel de Unamuno decía al respecto: "Lo malo no es que vean la rana, sino que no ven otra cosa."







LA INFAME FACHADA DE LA PASIÓN DE LA SAGRADA FAMILIA

Estas esculturas, yo les llamaría bodrios,  forman parte de la fachada de la Pasión de la Sagrada Familia, son obra de Josep MaríaSubirachs, un escultor muy criticado y controvertido, incluso hubo manifestaciones en contra de su polémica obra. Nunca han gustado por romper con el espíritu que Antoni Gaudí había pensado para esta fachada. Desde 1986 y durante 20 años el polémico escultor quiso emular, sin conseguirlo, al genial arquitecto modernista. Incluso vivió en el templo al igual que hiciera Gaudí.  Los responsables de la época dieron luz verde al proyecto haciendo caso omiso, como siempre, a la reivindicación popular. He aquí el resultado. Mi opinión personal es que es una obra infame que destroza totalmente la armonía del templo.




                         

                         

           


EL CAPITEL DEL PALAU MACAYA

El Palau Macaya es un edificio modernista construido en 1901 que se encuentra en el Passeig de Sant Joan de Barcelona y es obra del arquitecto Josep Puig i Cadafalch. El capitel que vemos a continuación se haya en la entrada de carruajes y representa al arquitecto en bicicleta. Es obra del escultor Eusebi Arnau. La bicicleta era el medio de transporte empleado por el arquitecto para desplazarse entre el Palau Macaya y la Casa Amatller. otro edificio modernista del cual también era el arquitecto y que se estaba construyendo simultáneamente.






CASA SASTRE

Allá por el año 2000 en Irixoa (A Coruña), todavía existía un establecimiento donde podías comprar desde un queso a unas botas pasando por una azada, amén de tomarte un vino o un café de pota. Tenía el espacio limitado y el techo era un lugar más para almacenar mercancía. Hoy día, desgraciadamente, languidece en el olvido.





L'OU COM BALLA

L'ou com balla es una tradición barcelonesa que data del siglo XV y que se celebra todos los años el día de Corpus Christi. Se trata de hacer bailar un huevo vacío sobre los surtidores de las fuentes de claustros, patios y jardines que a su vez se decoran con flores y frutas. Podemos verlo principalmente en el Barri Gótic, y concretamente en la Casa de L'Ardiaca, en el Museu Frederic Marés, en la iglesia de Santa Anna....entre otros lugares. Aunque sin duda el más visitado es el que se encuentra en la fuente del claustro de la Catedral de Santa Eulàlia. Es una alegoría a la plenitud de la primavera, representada por las frutas y flores, y a la fecundidad representada por el huevo.


             
Palau del Lloctinent
Catedral de Santa Eulàlia


      
Museu Frederic Marés

LA CERERÍA SUBIRÁ, EL COMERCIO MAS ANTIGUO DE BARCELONA

La Cerería Subirá es el comercio más antiguo de Barcelona. Podemos verla en el carrer Baixada de la Llibretería, en el Barri Gótic. Fue fundada en 1761 por un tal Jacinto Galí. La reforma del casco histórico de Barcelona a principios del siglo XX, obligó a derribar muchos edificios entre los que se encontraba el que albergaba la cerería. Se trasladó entonces a su emplazamiento actual. El edificio data de 1847 y destaca la lujosa decoración interior sobre todo una doble escalinata presidida por dos figuras femeninas de hierro. Después de la Guerra Civil, en 1939, la cerería pasa a manos de la familia Subirá que son quienes regentan el negocio actualmente.





LA FONT DE SANT JUST

La Font de Sant Just está situada en la plaza del mismo nombre en el Barri Gótic de Barcelona. Se trata de la fuente mas antigua de la ciudad, data de 1427 aunque hay historiadores que apuestan por 1367 como fecha de su construcción. Inicialmente de estilo gótico, fue transformada en 1831. Tiene dos grifos pero originalmente tenía tres caños insertados en otras tantas máscaras de piedra de donde manaba el agua continuamente. En la parte superior pueden verse dos escudos, el del Rey y el de la ciudad y una imagen de Sant Just.






EL BUZON MODERNISTA DE LA CASA L'ARDIACA.

La Casa de l'Ardiaca  (casa del arcediano) podemos verla en el carrer de Santa Llúcia de Barcelona, a pocos metros de la Catedral de Santa Eulàlia. Se trata de un edificio de estilo gótico flamígero con algunos detalles renacentistas. Originario del siglo XII, ha sido objeto de diversas reformas siendo la realizada en el siglo XV la más significativa. Tiene una portada renacentista, un patio interior con fuente central, una escalinata y una galería   



Pero lo que, sin duda alguna, llama más la atención del edificio, es el buzón modernista situado a la entrada de la casa. Es obra del arquitecto Lluis Doménech i Montaner, uno de los grandes arquitectos del modernismo catalán y esculpido por Alfons Juyol, reputado escultor modernista especializado en la decoración de elementos arquitectónicos. El buzón presenta varias tallas: una tortuga, cinco vencejos, unas hojas de hiedra y una balanza de la JusticiaEl arquitecto creó una sátira de la justicia que debería ser rápida como el vuelo de los vencejos y en realidad es lenta como el caminar de la tortuga porque los pleitos se enredan como la hiedra. La balanza de la Justicia que preside la obra ayuda a comprender su significado. Cabe recordar que la Casa de l'Ardiaca fue sede del Colegio de Abogados a principios del siglo XX.  Aunque está situado en pleno centro histórico, suele pasar desapercibido para los que por allí pasean



LA FONT DE CANALETES

Esta emblemática fuente se encuentra en La Rambla de Barcelona, concretamente en su primer tramo, el denominado Rambla de Canaletes. Data del siglo XIX, y su autor fue el arquitecto modernista Pere Falqués i Urpí. Tiene cuatro grifos y está coronada por una farola de cuatro brazos. Se dice que su nombre proviene de una fuente que existía por la zona en el siglo XVI donde el agua bajaba por unas canaletas. Es costumbre en los foráneos beber de ella porque la tradición dice que: "Si beveu aigua de la Font de Canaletes, sempre més sereu uns enamorats de Barcelona, i per lluny que us n'aneu, tornareu sempre" (Si bebéis agua de la fuente de Canaletas, seréis para siempre unos enamorados de Barcelona y por lejos que os vayáis, volveréis siempre). En los años 30 y justo delante de la fuente, existía la redacción de un periódico deportivo llamado La Rambla que informaba de los resultados de la jornada a los aficionados que allí se reunían. Desde entonces es el lugar elegido por los hinchas culés para celebrar las victorias del Barça. 







Lo que más llama la atención  es la sencillez de la fuente. La gente espera encontrar una fuente mucho más grandilocuente y se encuentra con esta fuente que no es, ni mucho menos, única en Barcelona. Existen repartidas por la ciudad unas cuantas fuentes idénticas a la de Canaletas.  Aquí podemos ver dos ejemplos en los barrios de Gràcia y L'Eixample. Unas llevan la fama y otras cardan la lana.



LA MANZANA DE LA DISCORDIA

Se llama así al tramo del Paseo de Grácia de Barcelona donde se encuentran tres de las construcciones más emblemáticas del modernismo catalán. Las tres son remodelaciones de edificios ya existentes. En primer término, la casa Batlló de Gaudí; al lado la casa Amatller de Puig i Cadafalch; y al fondo se observa la torre de la casa Lleó Morera de Doménech i Montaner. Se le llama manzana de la discordia debido a la rivalidad existente entre los tres arquitectos mas representativos del modernismo catalán. Los tres edificios se construyeron entre 1900 y 1906, siendo Gaudí el último en construir gozando de esta manera de cierta ventaja al conocer lo que habían hecho los otros dos arquitectos.


                           



EL CASTELL DELS TRES DRAGONS

El Castell dels Tres Dragons es un edificio modernista que se encuentra dentro del recinto del Parc de la Ciutadella en Barcelona. Fue construido con motivo de la Exposición Universal de 1888 y es obra de Lluis Domènech i Montaner, uno de los arquitectos más relevantes del modernismo catalán. Funcionó como café restaurante durante la Exposición y posteriormente fue museo de Ciencias Naturales y Zoología, actualmente aloja el Laboratori de la Natura. Es un edificio en forma de castillo de planta cuadrada y con cuatro torres en los ángulos, construido con ladrillo visto y hierro. Destacan los plafones en forma de escudo de la parte alta del edificio que nos muestran un tratado naturalista de animales y plantas. 





LA PLAÇA SANT FELIP NERI

La plaza Sant Felip Neri está situada en el corazón del Barri Gótic de Barcelona, a escasos metros de la catedral de Santa Eulàlia. Es, sin duda alguna, uno de los lugares más bellos de la ciudad, aún estando castigada por el turismo, como está en la actualidad. En la plaza se halla la iglesia del mismo nombre y está circundada por una serie de edificios renacentistas de origen diverso. El centro de la plaza también encontramos una fuente de base octogonal. La plaza era conocida como el cementerio de los Condenados, pues allí se enterraban los cuerpos de los que habían sido colgados en la horca.



La iglesia data de 1752 y de estilo barroco, presenta en toda su fachada los impactos de metralla causados por el bombardeo de la aviación italiana, aliada del bando franquista, en la Guerra Civil, concretamente el 30 de enero de 1938El bombardeo causó 42 víctimas mortales, 20 de ellos niños que estaban refugiados en la iglesia. No está de más recordar que a la iglesia de Sant Felip Neri se dirigía Antoni Gaudí cuando fue atropellado mortalmente por un tranvía en el carrer Bailén.