Translate

LAS FAROLAS MODERNISTAS DE ANTONI GAUDÍ

Uno de los primeros trabajos de Antoni Gaudí como arquitecto fue la construcción de una serie de farolas. Gaudí recibió el encargo del Ajuntament de Barcelona en 1879 después de colaborar como delineante con Josep Fontseré en el diseño de la puerta de entrada al Parc de la Ciutadella. El arquitecto diseñó un modelo de seis brazos y otro modelo de tres brazos. Si bien no son obras muy conocidas, sobre todo el modelo de tres brazos, merece la pena detenerse y apreciar los primeros pasos del genial arquitecto.

En el año 1879 fueron colocadas dos unidades de seis brazos en la Plaza Real. Están construidas sobre una base de piedra y fundidas en una aleación de bronce y hierro forjado. En ellas podemos ver una representación del casco alado de Mercurio y dos serpientes enroscadas en en brazo central. Son las más conocidas y las mejor conservadas.






Once años después, en 1890, se instalaron en el Pla del Palau, frente al Gobierno Civil, dos farolas de tres brazos no tan trabajadas como las de la plaza Real. Suelen pasar totalmente desapercibidas si no las conoces.




LA FINCA MIRALLES DE GAUDÍ

En el año 1901, Antoni Gaudí construyó esta puerta que podemos ver en el Passeig Manuel Girona de Barcelona. Fue un encargo que recibió del industrial Hermenegildo Miralles. Gaudí realizó el muro y la puerta de entrada a la finca pero no se encargó de la construcción de la casa, que finalmente construyó su ayudante Domènec Sugranyés. En la actualidad solo se conserva parte del muro que está realizado con trencadís blanco rematado con una reja que se asemeja a una red de pescar. La puerta tiene un arco lobulado y una marquesina. Corona la construcción la clásica cruz gaudiniana realizada en hierro forjado. En el año 2000 se colocó en el lugar una escultura del arquitecto.




LAS FAROLAS MODERNISTAS DE PERE FALQUÉS

Pere Falqués i Urpí fue un arquitecto modernista nacido en Barcelona en el año 1850. En 1873 consiguió la plaza de arquitecto municipal ganándosela al mismísimo Doménech i Montaner. Arquitecto muy prolífico, trabajó y colaboró con todos los grandes arquitectos de la época, Gaudí, Cadafalch, Montaner... Fue el autor de la famosísima Font de Canaletes, que todo el mundo, literalmente, conoce.






Pere Falqués es también autor del diseño de varias farolas modernistas repartidas por el barrio de l'Eixample de Barcelona. Es esta, sin duda, la faceta más conocida del arquitecto barcelonés.
La primeras que veremos son los bancos-farolas del paseo de Gràcia. Son 32 farolas repartidas a lo largo de todo el paseo. Fueron construidas en el año 1906 y en no pocas ocasiones se han atribuido erróneamente a Gaudí. Constan de un banco construido con el característico trencadís del modernismo catalán e incrustadas a este banco están las farolas de hierro forjado realizadas en el taller de Manuel Ballarín siguiendo la técnica del coup de fouet (predomino de las líneas curvas sobre las rectas). Cabe recordar que Manuel Ballarín era el forjador más solicitado por los grandes maestros del modernismo a la vez que cuñado del arquitecto. Son el complemento perfecto de las numerosas construcciones modernistas existentes el el Paseo de Gràcia. 


  













Las farolas que vemos a continuación están repartidas a lo largo de la Avenida Gaudí, el paseo que une la Sagrada Familia con el Hospital de la Santa Creu i Sant Pau. Se trata de 6 piezas que constan de una base de piedra y la parte superior de hierro forjado. Datan del año 1909 y los trabajos fueron realizados, de nuevo, en el taller de Manuel Ballarín. Originalmente estaban situadas en el llamado Cinc d'Oros, lo que actualmente es la Plaza de Juan Carlos I. Fueron retiradas por entorpecer el tráfico de la plaza en el año 1957 y se volvieron a colocar en su actual emplazamiento en el año 1985








Están también las farolas del paseo de Lluis Companys, construidas, otra vez, en el taller de Manuel Ballarín en el año 1907. Originalmente se colocaron 11 farolas que prácticamente fueron destruidas a raíz de la construcción de un parking en el subsuelo del paseo. En el año 1991 se inauguraba la remodelación del paseo incluyendo 2 farolas nuevas. A partir de este momento y hasta el año 1997 se fueron añadiendo farolas hasta quedar instaladas las 20 piezas que podemos ver en la actualidad.







Pere Falqués es también el autor de esta fuente modernista que podemos ver en la plaza de Sant Pere de les Puel.les. Data de 1893 y sustituyó a la antigua fuente de piedra construida en 1826 cuando se hizo llegar a Barcelona el agua procedente de Montcada.. Es de hierro forjado y como no podía ser de otra manera, fue forjada por Manuel Ballarín. 









CHÂTEAU DE CHEVERNY, EL HOGAR DEL CAPITÁN HADDOCK

El Castillo de Cheverny está ubicado en el Valle del Loira (Francia), concretamente en el departamento de Loir et Cher. Construído en el siglo XVIII es de estilo clásico y para su construcción se empleó piedra de Bourré, que tiene la característica de que con el paso del tiempo se blanquea y endurece. El dominio y el castillo de Cheverny pertenecen desde hace más de 200 años a los Herrault, familia de financieros cuyos orígenes se remontan siglo XIII.



Pero la particularidad de este castillo está en que sirvió de inspiración al dibujante y creador de Tintín, Georges Remi (Hergé), para recrear el Castillo de Moulinsart, residencia habitual del Capitán Haddock y que aparece por primera vez en El Secreto del Unicornio. Hergé se limitó a suprimir las alas laterales del castillo original dejando el resto exactamente igual.
El castillo alberga la exposición permanente Los secretos de Moulinsart.




LAS PIEDRAS DE LA PUNTA DA BARCA EN MUXÍA

La Costa da Morte es un tramo costero en la provincia de A Coruña que va desde Malpica de Bergantiños hasta Fisterra. En el corazón de esta comarca se halla la localidad de Muxía, localidad pesquera tristemente famosa por haber sido la más afectada por el naufragio del Prestige en el año 2002. Es paso obligado para los peregrinos que van de Santiago a Fisterra para terminar la peregrinación. En esta población, concretamente en la Punta da Barca, a pie de mar, está situado el Santuario da Virxe da Barca cuyos orígenes se pierden en el tiempo si bien la actual construcción data del siglo XVIII.



Cuenta la leyenda que la Virgen vino a este lugar a bordo de una barca de piedra para dar ánimos al apóstol Santiago en su labor de divulgación de la doctrina de Jesús. Al llegar a la costa, las distintas partes de la embarcación se convirtieron en piedras y se dispersaron por el lugar. La imagen de la Virgen fue encontrada debajo de una piedra y fue llevada a la iglesia del pueblo. Misteriosamente desapareció y se volvió a encontrar debajo de la misma piedra donde había aparecido por primera vez. Por este motivo se construyó el Santuario a pie de mar, cerca del lugar donde se había encontrado la imagen. Pero son las piedras las verdaderas protagonistas de esta historia.




La primera de las piedras es la pedra de abalar, es una enorme piedra de balanceo (cabaleira) de 30 metros de perímetro. Según la leyenda, esta piedra es el casco petrificado de la embarcación de la Virgen y aquellos que se suban a ella, si son limpios de corazón, harán que se balancee suavemente. También se dice que en ocasiones se balancea ella sola y que cuando esto ocurre quiere decir que se avecina una catástrofe. En la década de los 70 la piedra se partió a causa de un rayo y fue desplazada de su lugar original. La piedra se reparó y fue colocada en su lugar siendo reparada hasta en cuatro ocasiones más desde entonces.





La segunda piedra es la llamada pedra dos cadrís (riñones). Es la vela de la embarcación de la Virgen y tiene forma de riñón. Se le atribuyen propiedades curativas para los males de rinón, espalda, huesos... Para que estas enfermedades curen, es preciso pasar por debajo de la piedra nueve veces. Solo así es efectiva la piedra.
En el mismo sitio encontramos  la pedra do timón que simboliza el timón de la barca y la pedra dos enamorados, esta última está situada en un lugar recogido y tranquilo donde las parejas de enamorados se juran amor eterno.



El primer domingo de septiembre de cada año, se celebra en el lugar una de las romerías mas importantes de Galicia, se celebra una Misa Grande al aire libre y la Virgen sale en procesión hasta el puerto de Muxía para bendecir las aguas del océano. También en la Punta da Barca existe un faro que data de 1926.





El 25 de diciembre de 2013, día de Navidad, el santuario quedó totalmente devastado por un incendio causado por el temporal.
Todas las fotografías fueron tomadas antes de que se produjera la catástrofe del Prestige.


LA CRUZ DE FIERRO EN FONCEBADÓN

En el punto mas alto del Camino de Santiago, en el municipio de Foncebadón (León), nos encontramos con la llamada Cruz de Fierro. Se trata de un poste de madera coronado con una simple cruz de hierro. En la base, y con el paso del tiempo, se ha ido formando un montículo de piedras, piedras dejadas por los peregrinos que por allí pasan en su ruta hacia Santiago. La leyenda cuenta que cuando se comenzó a construir la Catedral de Santiago, en el siglo XI, se pedía a los peregrinos que ayudaran en la construcción de la catedral aportando piedra. Este es el origen de la tradición que dice que el peregrino debe traer desde su lugar de origen una piedra que lanzará al montículo de espaldas a la cruz. También en este punto, termina la comarca de la Maragatería y comienza la comarca del Bierzo y viceversa. En 1982 se construyó junto a la cruz una ermita dedicada al apóstol.