Translate

LA PUERTA TEMPLARIA DE BARCELONA


Nada nuevo descubro si digo que el distrito de Ciutat Vella de Barcelona está lleno de bellos y curiosos rincones. Uno de ellos es la Puerta Templaria. La encontraremos en el carrer Timó, un escondido callejón en el Barri Gótic. La puerta data del siglo XIII y está construida en la muralla con el propósito de que los caballeros Templarios, establecidos en Barcelona en el año 1134, pudieran entrar y salir de la encomienda sin tener que respetar el toque de queda. Se construyó con la autorización del Rey Jaime I, que sentía especial debilidad por la Orden del Temple, ya que ellos fueron los responsables de su educación. Pasa totalmente desapercibida ya que está ubicada al final del callejón que suele estar cerrado por una verja, aunque si perseveras, como hice yo, el algún momento te la encontrarás abierta. Un lugar interesante fuera de las rutas turísticas habituales.      


        
        

       



EL CUL DE LA LLEONA - GIRONA

El Cul de la Lleona (el culo de la leona) es una pieza escultórica que data del siglo XI y que se encuentra en la ciudad de Girona, concretamente en el Barri Vell y a los pies de la iglesia de Sant Feliu. Está realizada en piedra calcárea de Girona y es una copia del original que se exhibe en el Museu d'Art de la ciudad. La leyenda dice que cuando en la Casa de la Vila se recibía a un  nuevo ciudadano de Girona, se le hacía besar el culo de la leona como señal de respeto a la ciudad. Un par de citas dicen al respecto: "no pot ser veí de Girona qui no faci un petó al cul de la lleona" ( no puede ser vecino de Girona quién no bese el culo de la leona) o bien esta otra  "només podràs tornar a Girona si has fet un petó al cul de la lleona" (solo podrás volver a Girona si has besado el culo de la leona). Convertido en icono de la ciudad y en reclamo turístico de primer orden, es habitual ver turistas haciendo cola para besar el culo del felino de piedra. Un servidor, para no ser menos que nadie, besó su culo en repetidas ocasiones.... por si acaso, pues tengo intención de volver a esa espléndida ciudad.